Las ermitas de El Toboso

En 1525, cuando El Toboso tenía unos 300 vecinos (unos 1200 habitantes) había varias ermitas diseminadas por el término municipal. En 1526 estaban reedificándose dos de la cuatro ermitas de la localidad -San Benito, Ntra Sra. De los Remedios-, y poco tiempo después se emprendió la construcción de la ermita de San Pedro –situada cerca del Pozo de los Moros, que en estos momentos estaba en ruinas-. Todas se  remataron con  armaduras de madera (A.H.N., OO. MM, libros 1080-C y 1084-4). Tuvieron cubierta con armadura de parhilera las ermitas de Ntra. Sra. de los Remedios, San Benito, Santa Ana y Santa Catalina.
Restos de la ermita de Santa Ana. Foto de José Angel Gómez Gallego
 




 
Pasados los siglos, cuando apenas quedaban ruinas de las ermitas anteriores, en 1893 se construyó - por iniciativa de Jacinto Fernández Rodríguez y Nieto,  por el maestro Eulogio García Romeral y Pozo, ambos vecinos de Quintanar de la Orden- otra ermita de San Pedro - peritada y recepcionada por el maestro alarife de El Toboso León Gómez Gallego y siendo alcalde constitucional Antonio Nuño de la Rosa Iniesta-, con ubicación en la Venta de El Toboso, que actualmente también se encuentra en estado de ruina y abandono.


Comentarios