La guerra de la Independencia en El Toboso


Son numerosos los testimonios sobre la llamada Guerra de la Independencia de los españoles contra los invasores franceses entre 1808 y 1813 y en concreto de su paso por La Mancha y El Toboso. Tenemos crónicas y relatos de viajes de los franceses Rigel, Naylies, Rocca, del inglés Locker, numerosas cartas de oficiales, y otros documentos ofreciendo  diversos datos  sobre la situación en El Toboso en estos años. Algunos de los viajeros franceses prefieren ofrecer una imagen un tanto edulcorada resaltando la amabilidad del invasor con el pueblo de Dulcinea en una primera fase de la guerra. Pero en un periódico editado en Mexico –Gaceta extraordinaria del gobierno de México- el 3 de febrero 1813 se ofrecen noticias sueltas y entre ellas aparece la de que los franceses en agosto de 1812, cuando ya van  en retirada tras la decisiva derrota de Los Arapiles, a su paso por los pueblos de La Mancha van cometiendo todo tipo de tropelías. Después de pasar por Quintanar de La Orden el 15 de agosto de 1812, donde saquearon las casas, destruyeron los muebles y derramaron el vino y el aceite que no pudieron transportar y consumir, el día 17 de agosto entraron en El Toboso “en donde se ocuparon de lo mismo”. “En El Toboso apenas encontró el intruso qué comer ni quien lo hospedase, porque sabedores los vecinos de la ferocidad con que se conducen los enemigos, habían abandonado sus casas y puesto a salvo los efectos más valiosos que tenían”. En Mota del Cuervo el ministro O'Farrill ordenó proporcionar 20.000 raciones a los invasores, lo que no fue atendido por los habitantes de los pueblos próximos. El rey francés también huía en dirección a Valencia.

Comentarios