El convento de Agustinos de El Toboso

Imagen de la capilla del antiguo convento de agustinos, hacia 1900

Imagen de los restos del convento en los años setenta del siglo pasado

La historia del convento de Agustinos de El Toboso está reflejada en varios libros –sigo a Teófilo Viñas Román, Agustinos en Toledo, Ediciones Escurialenses, 2007- por lo que me limitaré a resumirla brevemente. Se fundó por el P. Jerónimo Saona en el año 1600, que comenzó viviendo en la ermita de Ntra. Señora de los Remedios situada a las afueras de El Toboso. San Agustín era un santo muy venerado en el pueblo junto a Santa Ana. No se conoce mucho de los primeros años, aunque se sabe que pronto se instituyó un noviciado y a veces fue sede de los estudios filosóficos y reuniones de la congregación. Tuvo una Tuvo una importante biblioteca. Miembros ilustres fueron Fr. Pedro de Santiago, vicario general de la de los agustinos recoletos, predicador de los reyes Carlos II y Felipe V, y, Fr. Agustión de San Ildefonso, escritor de Teología y Mística. Llegó a tener una comunidad muy numerosa –por ejemplo en 1768 tenía 42 religiosos-. Aunque desde fines de ese siglo su número se vio reducido progresivamente y cuando se decretó la exclaustración por José I Bonaparte en 1809 solo tenía 13 religiosos.  Tras el fin de la Guerra de la Independencia regresaron algunos religiosos pero durante el Trienio Liberal -1821- se produjo una nueva exclaustración y desamortización, que acabarían completándose durante la desamortización de Mendizábal en 1835. A partir de entonces el edificio principal fue reiteradamente saqueado hasta que desapareció definitivamente en los años noventa del siglo pasado. En la actualidad solo quedan los tres arcos de entrada al actual cementerio municipal y uno de los brocales del convento.
Disponemos de la relación de bienes pertenecientes al Convento de Agustinos de El Toboso en el proceso de desamortización de 1821: 








Comentarios