Galdós y El Toboso

Galdós creó personajes literarios originarios de El Toboso. El más importante es Augusto Miquis, un médico, que aparece en La desheredada, en Tristana y Fortunata y Jacinta, entre otras. Pero también recoge testimonios reales. En 1915 publicó un artículo periodístico titulado Ciudades viejas: El Toboso, donde se hace referencia a una visita que realizó al pueblo en 1909, con motivo de la campaña electoral para ser elegido diputado y aparece su amigo "El caballero del verde gabán" -Antonio Nuño de la Rosa- y un agricultor republicano, Jesús del Campo -Jesús Martínez-, que dice:

"Cuando menos se pensara -me dijo- España se acostará monárquica y se levantará republicana. Para creerlo así me fundo en la fuerza de mi querer, la cual es tan grande que movería las montañas del Toboso, si aquí las hubiera. Yo, señor mío, llevo la República en mi alma, y a solas hablo con ella y le digo: «Señora de mi alma y de mis pensamientos, cuando vengas no te pediré nada para mí. Pobre soy y pobre seré toda la vida. Componte como puedas para nombrar tus ministros y toda la alcahuetería política que ha de servirte. Para mí nada, nada».

Gracias a la intercesión de Galdós, Jesús Martínez acabó trabajando de guarda en una finca del terrateniente toboseño Antonio Nuño de la Rosa, ante la dificultad de colocarlo en el Ayuntamiento -según sus propias palabras, en la carta que le dirigió al escritor el 8 de junio de 1909-. Unas semanas más tarde le escribe otra carta al enviarle media docena de quesos de elaboración propia, y le recomienda que los ponga en aceite.
En otra carta posterior, Antonio Nuño de la Rosa le escribe lo siguiente:

El Toboso
29 octubre (1)909.
Señor don Benito Pérez Galdós.
Mi querido amigo:
Tengo mucho gusto en felicitar á V. por el triunfo de las ideas democráticas de las cuales es V. infatigable propagandista.
Me permito recomendar a V. al soldado Miguel Marín y Garrión excedente de cupo del 908 de Reg.to de Asturias de guarnición en Madrid a fin de q.e va (sic) colocado de ordenanza en el Ministerio de la Guerra. Es hijo único de un amigo de Quintanar de buena posicion y su padre está inconsolable como no les admitieron el dinero p.ª la Redension (sic).
Se pasó el otoño sin cumplirme V. la palabra de venir por esta su casa.
Sabe V. la (palabra ilegible) su afmo. at.º am.º S. S.
q. b. s. m.
Ant.º Nuño de la Rosa

Y ante la petición de datos sobre la historia de El Toboso por parte escritor -en una posible carta que no sé si se conserva-, para preparar el artículo de Ciudades Viejas,  responde:

El Toboso
2 agosto (1)915.
Señor don Benito Pérez Galdós.
Mi querido é ilustre amigo:
Habiendo resultado estériles mis gestiones respecto al encargo q.e V. se dignó hacerme por falta de tiempo y de competencia en los secretarios de este ayuntam.to p.ª examinar su archivo, considero sería conveniente viniera con esta misión una persona idónea del cuerpo de archiveros q' se dedicara á tan ardua tarea. De todos modos juzgo juzgo (sic) poco menos q.e imposible hallar datos referentes al fundador ó fundadores de este pueblo.

Respecto al fundador del convento de trinitarias ya es mas fácil pues consta en documentos q.e lo fué D.n Alejo Morales de Nuva natural de esta villa el año 1662 y se terminó en 1680 oponiéndose el consejo de las Ordenes del Rey por el escaso vecindario de este pueblo q.e no excedía de 600 vecinos. También pueden facilitarse fotografías del edificio referido y de la plaza.

Sabe V. me tiene á su disposición deseando complacerle en todo cuanto pueda y me reitero suyo afmo. y verdadero am.º S. S.

q. l. b. l. m.

Ant.º Nuño de la Rosa

Comentarios